I. Nuestra propuesta educativa

"La autonomía es una tendencia biológica natural que existe en el niño".

"La finalidad de la educación es el desarrollo de la autonomía tanto intelectual como social, afectiva y moral en el individuo y que sea capaz de respetar la misma autonomía en los demás".
(Piaget)

Niños y niñas pasan necesariamente por etapas de su vida en las que necesitan depender de los demás tanto a nivel físico como cognoscitivo y emocional. En éstos períodos el padre y la madre son sus modelos y su soporte, junto a ellos se sienten seguros. Luego se van separando poco a poco de esta protección ampliando su mundo.

Así, a partir de una dependencia total de los adultos, el niño y la niña evolucionan y construyen su propio conocimiento: su auto imagen, su propia manera de entender el mundo y de relacionarse con los demás desarrollando su capacidad de gobernarse a sí mismos.

El proyecto educativo de La Casona está orientado a crear un espacio de socialización para apoyar a niños y niñas a ser personas autónomas, capaces de solucionar problemas, creativos, independientes, responsables y críticos, con una adecuada autoestima, solidarios y respetuosos consigo mismos, los demás y su entorno.

Nuestra propuesta pedagógica en el nivel preescolar está dirigida a familias que comparten ésta gran meta: una educación integral hacia la autonomía, donde todos los que integramos esta comunidad seamos actores del proceso educativo y participemos creativamente en la construcción cotidiana de los caminos hacia la autonomía para nuestras pequeñas y pequeños.

"El maestro o educador debe mostrar interés por cada uno de los niños y considerarlos únicos. No solo en grupo; cada uno es una persona independiente que se desarrolla en una comunidad. Así, si realmente queremos practicar la educación personalizada, debemos preocuparnos por cada alumno como individuo". (Pierre Faure, S.J.)

"El niño crea el lenguaje por si mismo, el lo construye todo. El observa, experimenta, clasifica y ordena su mente. La mente del niño es capaz de adquirir cultura en un pequeño periodo de la vida en que nadie lo hubiera creído a través de su propia actividad, trabajo y la creciente realización de sí mismo". (María Montessori)